«... hoy, en el horizonte abierto por el pensamiento y la práctica de la diferencia sexual, se asiste a una reconsideración de las peculiaridades y los modos de ser que caracterizan a “más mujeres que hombres”: ha madurado la conciencia de que, en lo que nos ha sido transmitido como “femenino”, no están contenidas únicamente las imposiciones del patriarcado sino también las enseñanzas y el lenguaje simbólico de nuestras madres».

Wanda Tommasi, “¿Segundo sexo o autoridad femenina?”.

«Ser a un tiempo mater et magistra es, en el orden sociosimbólico dado, una prerrogativa que esa gran usurpadora de elementos del orden simbólico de la madre que ha sido históricamente la iglesia católica se ha reservado para sí.»

María-Milagros Rivera, El cuerpo indispensable.

dimarts, 4 d’abril de 2017

Per primera vegada es perceben els aires nous a la política de partits: De l'ordre masculí legalment ètic a l'ordre femení, del MES o del plus, estètic.

«Estética quier decir «arte de la percepción»: arte de la percepción singular y viva, siendo la percepción el fundamento de la relación, un fundamento independiente de la lógica (no contrario a ella), porque está en el entendimiento del amor. 
La estética no es lo opuesto a la ética: ni lo que ... propone es una ética. 
La ética es norma heredada y repetida rutinariarmente, sin divino ... sin el contexto de cada relación amorosa en su singularidad».

María-Milagros Rivera, La diferencia sexual en la Historia, p. 107.