El final del patriarcado ha dejado sin ley a muchos hombres y, también, a algunas mujeres, a las mujeres que estaban a gusto deportadas en él y a las que creen que pueden medrar, y medran, en la confusión de la ausencia de ley.
El final del patriarcado ha abierto una batalla por lo simbólico completamente nueva. Es una batalla por el modo de interpretar y de poner en palabras el sentido actual de la realidad: el sentido de la vida, de las relaciones, de las cosas y, sobre todo, el sentido actual del ser mujer u hombre, un asunto en el que casi nadie se aclara ya. Todo esto lo decía antes, a su modo, el patriarcado. Ahora está abierta la posibilidad de que lo digamos las mujeres hablando como mujeres, eligiendo hablar como mujeres y no como hombres. Los hombres, por lo general, están en este momento más ocupados en lo que les pasa con el reparto del poder en las democracias (curiosamente bloqueadas a fuerza de igualdad en muchos Estados como el español, el de los Estados Unidos, Reino Unido, etc.) que en algo que les afecta mucho más a fondo y que es, precisamente, el final del patriarcado, inseparable, por lo demás, de la crisis de la democracia. Por eso es la ocasión de las mujeres, ocasión de hacer de tertium, de terciar en el debate cristalizado entre derechas e izquierdas para devolverle el contacto con la realidad viva. No sabemos por cuánto tiempo estará disponible la ocasión
.

María-Milagros Rivera,
Textos políticos. La violencia de tantos hombres contra las mujeres

Chiara Zamboni dijo que "nos hemos sustraído a la automoderación”. Es verdad, pero ello no excluye que seamos en cambio heteromoderadas: que sufrimos poderes e imposiciones de naturaleza diversa, con repercusiones internas de intimidación y a veces incluso de miedo. Es una cosa natural y como tal la consideramos, pero es necesario ser conscientes; de otro modo, eso que era heteromoderación, se convierte en automoderación.

Frente a condicionamientos o poderes que no tenemos la fuerza de vencer o la astucia de eludir, bajamos la cabeza, que es un modo de estar en la realidad sin olvidar el deseo propio. Angela Putino, reflexionando sobre la mujer guerrera, dijo: "estar en contra tiene que ver con la irreductibilidad", que no es lo mismo que lanzarse en contra.

Mantener la línea de lo irreductible, en otras palabras, hacer que la heteromoderación siga siendo tal, que no se convierta nunca en automoderación, no es siempre fácil.

Luisa Muraro, Diotima.


... por qué razón las mujeres perjudican al propio sexo o lo someten a dolorosas contradicciones cuando intervienen en las leyes o piden al Parlamento que resuelva algunos de los conflictos sociales en los que están implicadas. ... cuando entra directamente en juego la diferencia sexual y el conflicto entre los sexos, ... es necesario tener presente que la norma siempre es una figura secundaria, derivada, que sirve para medir lo que de hecho sucede en el cuerpo social. ... no habrá ley capaz de dar valor a la sexualidad femenina si éste no le está reconocido socialmente.

No creas tener derechos.

dijous, 6 d’abril de 2017

Hi ha altres maneres d'enfortir l'amistat, i no sortir-ne lesionats, ni escaldats, que donar, legalment, "a dit", contractes públics o col·locar en càrrecs polítics sense gaire funció, als amics; com sempre han fet, legalment, la "casta" dels partits polítics.

 

 

«El sexo entre amigos fortalece la relación de amistad y no produce daño emocional.

Un estudio dice que el 76 por ciento de las personas consultadas tuvieron relaciones sexuales con un amigo en algún momento de su vida y eso fortaleció el vínculo ...»


**************************************

Aquest estudi i les enquestes no han estat fets per cap empresa, ni persona, vinculada a Jaume Garau. 


«Doctor en Económicas y militante del PSM desde los 16 años, Garau también cobró al Govern por un informe sobre el tejido empresarial de Balears; un Barómetro de satisfacción turística que le encargó la Agencia de Turismo de Balears; una asistencia técnica para un Plan de Desarrollo Rural que impulsa la conselleria de Medio Ambiente; y un estudio sobre el Plan Estratégico y Memoria del Proyecto Litoral de Ponent encargado por el departamento de Urbanismo de Cort. Todas las administraciones que le contrataron están dirigidas por cargos de Més.

Se desliga de la formación econacionalista el hombre que mayor influencia ha ejercido sobre Barceló. "Biel solo escucha a Jaume Garau", dictaminaban en 2015 destacados miembros del partido. "No tiene equipo", remachaban para enfatizar el poderoso ascendiente que el economista tenía sobre el vicepresidente del Govern y conseller de Turismo.

Garau patrocinó desde la sombra nombramientos menores en departamentos controlados por cargos econacionalistas. También se apuntó algún fracaso, como cuando intentó colocar a su amiga Irene Moyà como secretaria técnica de Barceló. Guillem Balboa, futuro alcalde de Més en Alaró, puso el grito en el cielo porque Moyà era la pareja del anterior regidor del PP, Joan Simonet. La crisis, que amenazó con escindir el partido en Alaró, terminó con la amiga de Garau reubicada en la Agencia de Turismo.

En agosto de 2015 el economista, todavía paladeando el éxito de la campaña electoral que había diseñado para la formación econacionalista, valoraba la figura de Barceló en una entrevista publicada por este diario: "Nunca le vi de president, aunque tiene una paciencia infinita y lleva nueve años cosiendo en Més. Puede parecer blando porque no es un líder mesiánico. Es un político de futuro, no un macho alfa". Garau desveló en esa misma entrevista que durante la pasada legislatura el PP le encargó trabajos "por valor de 300.000 euros".» (Llegir)
La cúpula de MÉS se reúne este jueves de urgencia para tratar la crisis derivada a consecuencia de los distintos contratos hechos desde la administración a empresas del entorno del jefe de campaña de la formación en 2015, Jaume Garau.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3006194/0/cupula-mes-celebra-reunion-urgencia-por-contratos-garau/#xtor=AD-15&xts=467263