«Una constante ausencia, el hueco de alguien ha llenado mi vida más que ningún otro suceso. La ausencia era como plana cuando yo era joven, se ensanchaba en las interminables tardes en que prefería hundirme en algún rincón solitario, negándome a ver y a ser vista de nadie. Así me fui apartando de las muchachas de mi edad, hasta que ya nadie se acordaba de mí para las fiestas, excluida. Mi juventud sin empleo se fue hacia adentro, como un río absorbido por la arena. De repente ya no tuve edad, no era tampoco nadie.

Entonces comencé a contar inacabablemente y a trazar líneas con la esperanza de que por sí misma se encontraran y formaran una figura. ...Pasaba por los cambios sin querer advertirlos, y algo de rencor hacia el tiempo comencé a sentir porque llegaba antes que yo, y no me permitía fijar aquellas distancias, realizar aquellos cálculos que comenzaban a iniciarse en mi mente tan lentamente. Me había quedado fuera del tiempo, en un lugar intermedio; toda figura geométrica me atraía, y todo número, como si fuesen pequeños trozos visibles de una patria donde fuera a entrar.»

María Zambrano, "Diotima". Escritos autobiográficos.


dimarts, 14 de març de 2017

S'apropa el FINAL. A Bauzá se li estan apagant les "candilejas".

I com se'l mira!, la seva fan(àtica) Ana.

Entre candilejas te adoré ...