«quan hem perdut el poder del desig, l'energia del canvi, l'orientació i tot el que ens fa decidir i actuar amb aquest gaudi de l'ésser que és l'experiència de la llibertat, llavors només ens queda l'opció de triar, així o aixà.»
Luisa Muraro, L’anima del corpo. Contro l’utero in affitto (traducció personal)

dijous, 30 de juliol de 2015

La desmesurada excel·lència femenina: Pagar el preu de la decisió de viure i estimar en kairós en un món on el valor social és el masculí kronos: La desmesura femenina de l'alletament matern.


logo
http://breastfeedingtoday-llli.org/category/espanol/

La revista de la Lliga de la Llet planteja el repte, perquè és de molta dificultat per a una dona moderna, d'avui en dia, d'aconseguir alletar a una criatura un mínim de sis mesos.

"Ella es demasiado libre. La revolución del tiempo y del amor" és un escrit de la professora i historiadora María-Milagros Rivera Garretas que consider molt suggerent, en aquest tema, i que, a mi, m'ha ajudat a autoritzar-me i a enorgullir-me de la meva decisió, conscientment lliure i costosa, d'haver-me dedicat durant anys (fins ara, 81 mesos) a la tasca principal (en temps -que es mou entre una dedicació absoluta al principi, a una mitjana de 5 hores diàries), però no l'única, d'alletar al meu fill, primer, i a les meves dues filles, després; tasca que encara continuo: 

"Las mujeres que, vinculándose con la Liga de la leche materna, dan existencia a esta liga, son como son las mujeres de ahora: libres, cultas, muchas veces universitarias altamente instruidas, muchas veces motivadísimas por la agricultura y la alimentación ecológicas, por la casa orgánica, por el cuidado y defensa (pues aquí la idea de defensa sigue siendo necesaria) del medio ambiente, por la paz. Son mujeres que han hecho suyo el descubrimiento del valor político del amor a la propia madre ya ganado por la generación anterior y que, apoyadas en ello, están haciendo una revolución en dos cosas o, mejor, en la relación con dos cosas que sus madres dejaron (dejamos) a la espera de su oportunidad, dos cosas que son el tiempo y el amor. El núcleo de su revolución es una relación consistente en dar de mamar cada madre a su hija o hijo, y darles de mamar cuando la criatura quiera y mientras quiera, hasta que se destete por sí misma. Con todas las consecuencias que ello pueda tener en el contexto relacional en el que cada madre viva, e ignorando el tabú llamado “volver atrás” que imponía el patriarcado moderno y que sigue pesando, aunque cada vez menos, en lo imaginario de lo femenino y de la maternidad
(...)


En aquest article, d'aquest Magazín, s'ataquen els col·lectius de defensa i promoció de l'alletament matern, i la promoció institucional de l'alletament matern (fruit de la implementació a alguns hospitals públics de la Iniciativa Hospital Amic dels infants -IHAN- de 1991 i, des de 2009, Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la lactancia - d'OMS i UNICEF). Així, l'advocada feminista Lidia Falcón diu que l'alletament matern és una campanya perquè les dones tornin a casa seva i deixin l'àmbit laboral i que donar el pit li lleva responsabilitat al pare que no s'ha d'aixecar el vespre ni deixar la feina ni demanar baixes laborals. 
En un altre article, Amparo Rubiales, política socialista, denomina les defensores de l'alletament matern "talibanes de la teta".






Mi falta particular de tiempo, yo la resolví en su día distinguiendo entre el tiempo de Kronos y el tiempo de Kairós, es decir, entre el tiempo contado en cantidad de horas de reloj calculadas según la lógica, y el tiempo cualitativo, el de la ocasión, ese que es breve pero intenso. Hoy, las mujeres a las que me estoy refiriendo me han hecho ver que mi solución era mediocre, que no sirve para estar y pensar libre de las antinomias u oposiciones binarias que asediaban en el patriarcado a la libertad femenina. En el núcleo, en cambio, de la búsqueda de las mujeres de la Liga de la leche materna está el tiempo sin más clasificaciones, el tiempo que hay que perder para ganarlo. Con todos los riesgos y asechanzas que ello implica, o sin pensar mucho en esto.
El tiempo sin filosofía y sin historia, simplemente como algo que está ahí a mi disposición para que yo lo viva, lo use y lo piense en el presente, es (según yo las veo) la guía compañera de las que forman la Liga de la leche materna. Su revolución primera ha sido la de dejar el trabajo pagado sin controlar la posibilidad de retorno, trabajo a veces en puestos altos de la empresa o de la función pública, pues la maternidad ha tendido a ser tardía entre las mujeres nacidas de mediados de los sesenta a mediados de los ochenta del siglo xx. Dejan el trabajo para tener tiempo con el que dedicarse por entero a la crianza de su hija o hijo, o deciden ser madres aprovechando el tiempo en que lo pierden o no lo encuentran.
La entrega entera, durante unos años, del propio tiempo a la crianza de cada criatura es (pienso) un quiebro a la designificación de la maternidad durante el último patriarcado. Es un quiebro o evasiva ante la designificación de la maternidad porque en esa entrega la medida es el todo: la criatura da el todo, y el todo pide en un intercambio dispar.
En la segunda mitad del siglo xx, las madres hemos trabajado todas esas horas al día que todo el mundo sabe. Las más jóvenes han dicho un doble sí a la maternidad y al empleo. El quiebro de las de la Liga de la leche consiste en hacer una propuesta imprevista de práctica del doble sí de las mujeres dejando en suspenso la entrega al capitalismo de su talento y de su jornada de trabajo durante los mejores años de su vida. Para llevarlos –talento, trabajo y tiempo– al disfrute de la procreación humana, a las relaciones más íntimas y a la casa. Indicando que también en la casa se dirime el sentido del doble sí de las mujeres al trabajo y a la maternidad. Y esquivando el esperar a que cambie la organización del trabajo.
La atención, prestada en casa, a los vínculos capaces de simbólico fue reducida mucho por las mujeres de mi generación para que terminara el patriarcado. Las feministas nos fuimos simbólicamente de casa, en particular las emancipadas (o la parte emancipada de cada feminista), como ahora algunas de mis amigas se van de casa para poder hacerse cargo, sin sucumbir, del padre o de la madre inválida. Se hace casi siempre por una cuestión de tiempo: de tiempo con que dar una oportunidad a los vínculos significativos nacidos en el mundo postpatriarcal.
(...) En este contexto, las mujeres de la Liga de la leche materna son una instancia original del “Ella es demasiado libre” que antes describía a las grandes emancipadas. Lo que cambia es que, ahora, su “demasiado” es una desmesura que está en relación de amistad con la mesura. ¿Por qué? Porque han dejado de lado la emancipación, conociéndola y sin ir en contra de ella: han sido capaces de tomar el don de las emancipadas y llevarlo a otro lugar. Y porque (o es lo mismo) con frecuencia cuentan con el “Sigue” de la propia madre. 
La madre de hoy con criaturas pequeñas que no trabaja para dedicar todo su tiempo a la casa, a la crianza y a la relación con las personas que ama, se da un paseo vital por la desmesura para ver qué da, qué da de sí, como se suele decir. 
(...) El de las amas de casa es un trabajo que no lleva este nombre y que se ha resistido y se resiste, justamente, a ser contado en tiempo cuantificable en dinero, porque el dinero solo es capaz de significar una parte menor de lo que ese trabajo es, ya que el dinero deja fuera al amor, no alcanza a significarlo. Otro indicio del nivel de alienación en el que trabajan y viven las amas de casa de hoy, un indicio de índole muy distinta del anterior, es la alta cantidad de cesáreas innecesarias que marcan, a modo de rito de paso terrorífico, el ingreso en la maternidad de las chicas de nuestro tiempo en cualquier clase social. Tanto es así que la lengua ha cambiado; se está dejando de decir “parto natural” y “parto por cesárea” para pasar a decir “parto vaginal” y “parto cesáreo”, como si diera lo mismo uno que otro y ambos fueran normales. (...) La proliferación de cesáreas innecesarias, sin excluir la animadversión al cuerpo de mujer que se ha quedado sin ley al final del patriarcado y sin excluir tampoco la violencia de la biomedicina por convertirse en garante de lo simbólico desplazando a la madre y al orden simbólico que ella enseña, es una cuestión de tiempo: el médico no tiene tiempo porque tiene un partido de golf (cuento una historia verdadera), el médico no llegaría a tiempo porque se acerca el fin de semana y todo el mundo tiene derecho a descansar, el médico no llegará a tiempo aunque sea martes porque la red viaria es inadecuada en las zonas rurales, o porque es de noche, o porque es (aparentemente) más barato y (falsamente) más seguro planificar dominando los tiempos del nacimiento.
La paulatina desaparición de las comadronas ha dejado a las madres sin aliadas en el proceso de dar a luz, un proceso que fue durante siglos femenino y que ahora es estrictamente masculino, aunque haya médicas.
Hay un cortometraje de Icíar Bollaín (la autora de la película Te doy mis ojos) titulado Por tu bien, que ha puesto en palabras este cambio del orden simbólico con mucha eficacia, contando su propia experiencia pero sustituyendo a la mujer que pare por un hombre. 




Cada cesárea innecesaria es el equivalente actual de una bruja quemada en el siglo XVII. En ambos casos, el cuerpo femenino estorba a la república, a la cosa pública, a sus tiempos. Con licencias históricas distintas, que son presentadas, en ambos casos, “por tu propio bien”. En opinión de la república, para una mujer “tu propio bien” es el triunfo del principio de igualdad de los sexos, un triunfo cuyo principal obstáculo son los tiempos del cuerpo femenino, en especial del materno: un tiempo lunar y también lunático, porque el femenino es un cuerpo que sufre cuando es sometido al doble tirón de vivir simultáneamente en dos tiempos. Dos tiempos (el de la casa y el del trabajo pagado) que siguen siendo excluyentes entre sí, a pesar del esfuerzo hecho por la república y, también, por la parte emancipada de cada mujer del siglo xx, para conciliarlos o para reducirlos a uno.
(...) En medio de la disolución de vínculos traída por el agotamiento de la igualdad, las madres de la Liga de la leche están diciendo algo radical sobre la enemistad entre el cuerpo de mujer y la república, la cosa pública. No es difícil asociarlas con las Madres de la Plaza de Mayo.
Unas y otras estorban a la república con su deseo y con su libertad, una libertad que es femenina porque expresa el placer de sus cuerpos, de sus relaciones, de sus tiempos. Lo dicen con hechos que a una mujer de mi generación le suelen parecer desmesurados. Pero la desmesura, cuando está en relación de amistad (no de contraposición dialéctica) con la mesura, es fuente de palabra, de soltura, de simbólico. Las amas de casa están hoy en busca de palabras que digan su originalidad, que respondan a su propia necesidad de simbólico.
Una cosa que distingue a las madres de la Liga de la leche es su preparación. He dicho ya que muchas de ellas son universitarias y tienen una profesión que han decidido dejar en suspenso sabiendo que quizá no la vuelvan a ejercer y que, si vuelven, su manera de hacerlo no volverá a ser la misma. Saben también que corren el riesgo de empobrecerse. Su fuerza da la impresión de que esté en la decisión de llevar su energía creadora, su preparación y su tiempo a otro lugar del mundo, un lugar que no es ni la empresa capitalista ni el trabajo autónomo ni la función pública, sino la casa. La casa está en la historia, no es inamovible. Ellas lo saben y están haciendo ahí su principal apuesta. El feminismo les enseñó que lo personal es político, que cuando la libertad femenina modifica o vacía la correlación de fuerzas entre lo público y lo privado, la política sexual se transforma. Siendo como es la política sexual el fundamento de la política, es fácil deducir que algo de mucho peso están trayendo esas decisiones tremendas.
La principal contradicción y el principal malestar de mi generación fue la sexualidad. El principal  malestar de las mujeres de ahora es, desde hace ya tiempo, la maternidad, cuyas ramificaciones, como las de la sexualidad, lo alcanzan todo, también al Estado. Entre el malestar de la sexualidad y el malestar de la maternidad hay un vínculo que busca palabra, sea cual sea la sexualidad que a una mujer le guste o invente. En torno a este vínculo andamos encontrándonos y desencontrándonos hoy, para jugar a lo simbólico, madres e hijas, recordando que todas somos hijas. En este juego simbólico, algo ha cambiado ya. Cuento una anécdota, porque yo no tengo apenas respuestas. Hace unos pocos años, durante una visita a casa de mi madre y mi padre, que tenían entonces más de noventa años, mi padre dijo, refiriéndose a mi hija y a mí: “No habéis ido a la universidad para dedicaros ahora a cuidarnos”. Yo agradecí que lo dijera. Mi hija se quedó perpleja y no dijo nada, no sé si porque nunca se le había ocurrido cuidarles o porque nunca había pensado ni cuidarles ni no cuidarles, o porque adivinaba que el cuidar puede ser otra cosa cuando quien lo hace es una mujer instruida que no separa lo uno de lo otro.
La tarea del ama de casa es infinita como es infinito el amor. El amor es (pienso) la otra revolución de las madres de la Liga de la leche. 

(...) Por eso lo buscamos en sitios inverosímiles cuya posibilidad de infinito nos tienta, y lo buscamos, a veces, haciendo inicio de un germen transmitido por la madre (o por quien estuviera por ella) cuando nos enseñó a hablar.
Un germen que yo veo que las de la Liga de la leche están convirtiendo en un nuevo inicio del amor es el tiempo cualitativo, el de la ocasión, el tiempo de kairós que atesoraron sus madres para no sucumbir a las exigencias del mercado del trabajo y para poder sacar adelante su propia maternidad. Pero incluyendo ahora en él la espera, la espera en todas o casi todas las ocasiones, la espera que, si es espera de la ocasión de que pase por allí el Dios Amor, es siempre diminuta e inconmensurable. En el tiempo inconmensurable de la espera está, quizá, también su gran desorientación, ya que el tiempo sin más, sin más delimitación, angustia a la criatura humana, que, al parecer, necesita entonces matarlo, matar el tiempo en su sentido más profundo, que es el de impedir la ocasión cuando una o uno no puede con ella.
¿Cómo aman las madres profesionales y preparadísimas de hoy que están en la Liga de la leche?
La separación entre la sexualidad y la reproducción, separación heredada del feminismo, y la crisis de la heterosexualidad fálica traída por el final del patriarcado, han abierto el campo a vínculos amorosos nuevos: vínculos como el que une a la sexualidad femenina con la procreación y el que une o puede unir la paternidad con el amor.
 
 

Se ha hablado mucho del erotismo de la maternidad: parece haberle llegado la hora de someterse a la prueba de lo real. Más todavía se ha hablado de la relación con el hombre al que una mujer hace padre: también al padre parece haberle llegado la hora de someterse a la prueba de lo real, por fin sin los andamios del patriarcado.
La prueba de lo real del vínculo entre la sexualidad y la maternidad toca el tuétano de nuestra cultura que es el tabú del incesto: la mezcla de veneración, deseo, miedo y horror que suscita el cuerpo de la madre. A la vez, la díada madre / hija, como pareja amorosa, conserva en la memoria de las mujeres una fascinación que es personal y es cultural. 


El Dr. Michel Odent, al seu llibre "El bebé es un mamífero", opina que gran part de les dones que opten per l'alletament matern de la seva criatura, ho abandonen al voltant dels 3 mesos, no havent-hi grans diferències en el fet que la mare faci, o no, feina remunerada.
Diu el Dr. Odent: "Para amamantar a un bebé durante varios años, una mujer moderna debe de estar dotada de una capacidad poco común de resistencia a las presiones sociales, incluidas las intrafamiliares". 
La seva opinió és que l'abandonament de l'alletament, no té tant a veure amb el fet que la dona torni a fer feina, com amb les pressions intrafamiliars, especialment, diu ell, amb al reclam (d'atenció de tot tipus) de la parella heterosexual, és a dir, de l'home. 
"Hoy en día la lactancia materna está revalorizada en la escala colectiva. Está apoyada oficialmente por los profesionales y los poderes públicos pero se encuentra con grandes dificultades. Lo que caracteriza la situación actual es que una mayoría de madres comienza la lactancia pero no la prolonga más allá de tres o seis meses. Los organismos de Salud Pública intentan comprender el por qué del bajón tan rápido de las tasas de lactancia materna. Se invoca el trabajo de la mujer. Pero se observa el mismo fenómeno en muchas mujeres que no trabaja fuera de casa (...). Nadie se atreve a imaginar que las dificultades de la lactancia materna podrían ser inherentes a la familia nuclear monogámica”.

(...) Las de la Liga de la leche son madres que, además de amar a sus hijas, intentan la incorporación plena del hijo a la relación amorosa, hijo que el feminismo dejó en suspenso por la razón obvia de que todavía estaba el patriarcado, y esto nos dio miedo. Son madres que intentan transformar y dar sentido al padre brindándole una oportunidad de amar o de aprender a amar en esa segunda escuela del amor que es la primera infancia de sus hijos e hijas. ¿Cómo? Contratando explícitamente con el hombre elegido la posibilidad de hacerle padre y reinventando con él la paternidad si la posibilidad se realiza: la paternidad en contexto y con su propia trascendencia. Tener ocasión de amar es una de las cosas más importantes que le pueden suceder a un ser humano en la vida.
¿Por qué brindar ahora al padre una oportunidad de amar? Porque el final del patriarcado permite apostar así por los hombres no patriarcales y aprovecharse de sus intuiciones, a veces muy grandes. 
(...) Brindar al padre una oportunidad de amar es algo radicalmente distinto del reparto de tareas que nuestros gobiernos progresistas igualitarios y, luego, también los conservadores, han propuesto a las mujeres para resolver las contradicciones que ellas viven con sus parejas hombre en torno al tiempo y al amor. Les diferencia la conciencia que tienen las madres de las que estoy hablando de que las amas de casa no se han limitado nunca a hacer tareas.
Lo que hacen, es tarea cuando no les gusta, cuando no alcanza a ser susceptible al amor, cuando las relaciones no van. (...) El enseñar a hablar, el enseñar lo simbólico a una criatura, no es nunca una tarea sino una relación amorosa, de infinita ternura. 
(...) Yo veo que las madres de la Liga de la leche andan metidas en el empeño de resignificar el amor desde la casa y la crianza, porque quieren que haya de verdad paz en el mundo, esa paz que –según decía María Zambrano– es la condición de la vida humana. Las condiciones de la vida humana se aprenden al aprender a hablar en la primerísima infancia. Conservan un vínculo con ese “venir de más allá” (más allá de lo visto y oído) que describe la concepción y el nacimiento. Parece que las madres de la Liga de la leche quieran dar continuidad a este vínculo, haciéndole de mediadoras. Su deseo de amor y de paz puede ser el germen de un cambio en la relación entre la diferencia sexual y la república. En el sentido de que quieren anteponer en la crianza y en la educación de sus hijas e hijos, el amor y la paz al miedo, a la disciplina, a la amenaza, a la jerarquía, a la confusión, al abandono, al cálculo instrumental. Con la intención de abrir paso al mostrarse del deseo y de la creatividad que trae consigo al mundo cada ser humano: un deseo y una creatividad que, en la primera infancia, parece que suelen quedar inhibidos o deteriorados por el malestar de la incapacidad de expresarse con algo más que gritos cuando la madre no está o no está atenta. Amor y presencia, amor en presencia, es su práctica principal.
¿Puede una mujer soportar esto? No lo sé. ¿Qué hacen con lo negativo? No lo sé. 
(...) Hay una desmesura (una desmesura de libertad) en la entrega a la crianza de una criatura para hacer posible que su deseo y su creatividad lleguen al mundo. Se nota la desmesura en la desorientación que trae al propio deseo, al deseo de la madre, que entra en conflicto con el deseo, también suyo, de entregarse a la crianza. Pero si la desorientación es verdaderamente una prueba, pienso que el atravesarla podrá ponerla en relación de amistad con la medida previa, y ser fuente de palabra, de soltura, de simbólico: de prácticas que propicien lo que mejor sirva a nuestro presente".
**************************

dimecres, 22 de juliol de 2015

Pensant des del ser dona, quin home pot ser President (III): PP-C's i la prostitució.

el Partido Popular de Cuenca ha querido reprobar el "comentario desafortunado" realiz

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2517118/0/alcalde-pp/puta-barata-podemita/portavoz-psoe-castilla-mancha/#xtor=AD-15&xts=467263
el Partido Popular de Cuenca ha querido reprobar el "comentario desafortunado" realiz

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2517118/0/alcalde-pp/puta-barata-podemita/portavoz-psoe-castilla-mancha/#xtor=AD-15&xts=467263

Carmena pide en el Vaticano una reflexión sobre "por qué uno se va de putas".

 


'Quien me lo tiene que pedir es mi pueblo'.

La democràcia ja no és el govern del poble; moltes persones estam ja en un estadi més avançat, hem deixat de ser poble, per a ser persona i, així, la democràcia és el govern amb el qual es pot ser persona i viure humanament -agafant l'expressió de María Zambrano-, també vivint la vida des d'un cos femení. 

"Algo hay en el ser humano que escapa y trasciende a la sociedad en que vive",  
de María Zambrano. 

Si aquest personatge del PP no dimiteix immediatament s'avala que els representants públics vulnerin el principi d'igualtat de tracte que no permet comportaments sexistes, ni d'estereotips socials, que duen a la producció de desigualtats entre dones i homes.  
El compliment d'aquest principi s'exigeix en tota l'Administració (per exemple en l'àmbit educatiu: arts. 23 i 24.1.b de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres: "Las Administraciones educativas ... desarrollarán ... las siguientes actuaciones: b) La eliminación y el rechazo de los comportamientos y contenidos sexistas y estereotipos que supongan discriminación entre mujeres y hombres") i, per tant, no es pot qualificar de "simple comentari" (-"un calentón", diu ell- per molt calent que anés!) en boca de qui pretén representar una societat integrada també per dones.

Aprofitant el tema del recurs fàcil d'alguns homes per a qualificar de "puta" a una dona quan ella diu coses que a ell no li agraden o ella fa coses que ell no aprova, consider que, amb la no cessació immediata d'aquest home, el PP firma la seva coalició de govern amb les idees del prohom freelance del C's

Albert Rivera, ha insistido ... en defender la regulación de la prostitución en España ... dicha actividad permitiría recaudar hasta 6.000 millones de euros.
... su partido incluirá la regularización de la prostitución en su programa electoral para las próximas elecciones generales ...  "mejor regular la prostitución, lo que es delito y está prohibido y lo que es voluntario, cómo tributa y cómo se regula".

en relació amb la trivialització sobre la prostitució de dones per part d'homes. 

La trivialització que fa el líder de C's es basa en la decisió, de política legislativa d'Estat, d'incorporar, al Dret, el dret subjectiu masculí (de l'home-client) a la satisfacció sexual sobre un cos femení, amb la condició d'acceptar pagar un preu (segons el mercat, d'aquí això de cara o barata) per l'ús d'una dona (-seguint la idea de la jutgessa Manuela Carmena, seria la legalització del dret masculí "a anar de putes"-)
La prostituta, fora de les regles masculines d'ordenació del món (el Dret), no és legal ni il·legal; és una dona real, que es disfressa de prostituta (o cos femení disponible), de la manera pensada dins la ment masculina. 
Per això, la legalització, no és de dones prostitutes, sinó d'homes-clients, és a dir, del dret masculí a usar sexualment una dona; legalment, "qualsevol dona", perquè no hi ha un mecanisme jurídic de determinació prèvia (com si es tractés d'una marca de naixement) d'una dona (o des de nina) com a prostituta; per això, totes tendrem la disfressa a l'armari. De manera que, des d'aquesta interpretació de la sexualitat masculina, que seria la que la llei del C's incorporaria amb normalitat (és a dir, la pròpia del ciutadà mitjà) quedaria declarat, legalment, que la prostitució és una capacitat o competència professional innata pel fet de néixer dona; essent així una oferta laboral, per a tenir ingressos i, sobretot, per a sostenir l'Estat individualista, androcèntric i lliberal.

Històricament, el Dret contemplava la dona com objecte de normes però anomenada amb el nom del pare i del marit (diu Lia Cigarini) mai com a Subjecta singular pensant i actiu, i d'aquí venia la nostra respectabilitat (del pare i del marit), que ens excloïa o no de la prostitució.
Cc de 1889 (fins l'any 1981)
Artículo 22
La mujer casada sigue la condición y nacionalidad de su marido.
Artículo 60.
El marido es el representante de su mujer.
Artículo 64.
La mujer gozará de los honores de su marido, excepto los que fueren estricta y exclusivamente personales, y los conservará mientras no contraiga nuevo matrimonio.
Artículo 101.
Son nulos:
3.º El contraído por el raptor con la robada, mientras ésta se halle en su poder.
Artículo 105.
Las causas legítimas del divorcio son:
1.ª El adulterio de la mujer en todo caso
4.ª La propuesta del marido para prostituir a su mujer.
5.ª El conato del marido o de la mujer para corromper a sus hijos o prostituir a sus hijas, y la connivencia en su corrupción o prostitución.
Artículo 109.
El hijo se presumirá legítimo, aunque la madre hubiese declarado contra su legitimidad o hubiese sido condenada como adúltera.
Artículo 169.
El padre y, en su caso, la madre perderán la potestad sobre sus hijos:
2.º Cuando por sentencia firme en pleito de divorcio así se declare, mientras duren los efectos de la misma.


Avui en dia, en la legalització de la prostitució de dones, proposada pel prohom de C's, l'OJ no podrà fer diferències entre dones, ja que, ara, ja no té la mesura patriarcal per a decidir quines dones estaven destinades a la prostitució i quines no (que és el pacte o contracte social entre homes que fonamenta la nostra època històrica, iniciada a la Revolució Francesa, i que és un pacte pel qual els homes es distribueixen els béns, les mercaderies i les dones).
Sense el Dret patriarcal, en la legalització de la prostitució, totes les dones som contemplades amb absoluta igualtat per a satisfer el dret sexual masculí al cos d'una dona; perquè, com he dit, ara ja no ens serveixen els nomenaments del Dret patriarcal per ser o no prostituïbles, sinó que tota dona, des d'aquesta contemplació de la dona, com a cos disponible, per part del OJ, serà susceptible de ser, legalment, "puta" i al preu que el mercat masculí fixi (cara o barata és una idea només pensable en ment masculina). 
Ho hem vist ben palès en la consciència masculina del representant dels homes i dones votants del PP: Primer, "puta"; desprès, "barata".

A més, el tema del preu augmenta el desordre simbòlic en el que viuen certes ments masculines. 
Per exemple, la legalització de la prostitució per part de C's, legalitzarà actuacions reprovades pel propi Dret masculí,

Article 7 Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres 
4. El condicionamiento de un derecho o de una expectativa de derecho a la aceptación de una situación constitutiva de acoso sexual o de acoso por razón de sexo se considerará también acto de discriminación por razón de sexo.

ja que, essent legal el dret de l'home-client a la satisfacció sexual en cos de dona, i essent el pagament l'única condició per exercir-lo, no podrà aturar-se, per part de l'OJ (recordem que el Dret s'impregna tot ell, no forma compartiments estancs, per això, la norma es fractura sense solució quan qualsevol argument jurídic és pensat des de la individuació del Subjecte femení-), el fet de que la dona hagi d'acceptar una dació en pagament; és a dir, mentre l'home pagui, pot fer-ho amb diners o oferint-li una feina, o qualsevol tipus "d'espècies".

Amb tot això, s'observa com, quan varem ser incorporades, amb l'emancipació, a l'OJ patriarcal, no ho fórem com a Subjecta femení pensant, sinó homologant-mos al masculí, amb la ficció de la neutralitat del terme "persona" que en el nostre Dret significa "personatge" (màscara que sempre oculta una cara d'home). 
Ficció que s'enfonsa constantment quan els temes regulats impliquen la diferència sexual de ser home o dona, i el conflicte entre ambdós sexes (com la prostitució perquè pretén normalitzar una concepció de la masculinitat com a cos descontrolat; descontrol que es vol excusar en un dret natural a poder disposar d'un cos femení), i el Dret els vol resoldre des de l'inexistent subjecte neutre, que no condueix més que a un horitzó jurídic mono-sexuat masculí. 
Des d'aquest horitzó és des d'on s'aborda la legalització de la prostitució, partint del desordre simbòlic on un sexe normalitza la disponibilitat del cos de l'altre, el femení, a canvi de preu ("el dret a anar de putes"), i assimila la no-resistència amb l'acceptació; la no-alienació amb la voluntat; i la no-esclavitud amb la llibertat. 




Així mateix, quan el prohom de C's diu que hi ha voluntat o llibertat (es voluntario, cómo tributa y cómo se regula) per part de la dona que, dia a dia, es disfressa de prostituta, per tenir doblers per a viure; diu una veritat perquè, sense aquesta voluntat, el desordre sexual masculí que veu llibertat en la prostitució, ens situaria a la fi de la Humanitat, ja què, sense la voluntat de la dona, o es tractaria d'esclavitud humana impune, en els nostres carrers, o de violacions impunes de dones sense drets perquè desprès s'hauria rescabalat l'horror, pagant un preu.

"Vivir es no poder reposar hasta la muerte"; "Fragilidad de lo viviente, infinitud de la vida", de Maria Zambrano (Persona y democracia).


Per tant, aquesta voluntat no varia en res el fet que el que l'Estat està legalitzant, com a política legislativa, és la interpretació de la sexualitat masculina sostinguda per l'home-client: El dret masculí a la satisfacció sexual damunt d'un cos femení, a canvi de preu, per tal d'evitar mals majors (justificats en el descontrol que, des d'aquesta interpretació, es presenta com a natural en l'home). 

Tampoc no vol dir res, a favor de legalitzar la indignitat humana de l'home-client, el fet que la prostituta ho sigui voluntàriament. Primer, perquè la llibertat humana són estadis, i només quan s'entra en un estadi superior es sap que a l'anterior no s'era lliure (des d'un canvi de parella, de feina, de cercle social ...). Qualsevol evolució en el benestar humà ens situa a contemplar que en l'estadi anterior no s'assaboreix la mateixa llibertat. 

"... la libertad se siente en la opresión y en la ruptura subsiguiente, cuando ha de ser conquistada de nuevo", de Maria Zambrano (Persona y democracia).

Segon, perquè la llibertat no significa res més que viure amb els límits de les pròpies contingències. 

"... la vida, desde sus primeros comienzos, es algo que se gana: un "más", un algo irreductible y nuevo, que ha de abrir brecha. La vida es un futuro que se abre inesperado, la vida del futuro", de Maria Zambrano (Persona y democracia).

O s'accepta la vida amb els límits de la llibertat contingent o es pensa en la mort.

I, tercer, perquè la paraula llibertat ha perdut tot el significat (especialment, si emmascara finalitats basades en que les dones no siguin contemplades des del que significa la plenitud humana):

"... ciertas palabras vigentes no dicen en realidad lo que está contenido en su significación ... Están cargadas de sentidos diversos, cuya explicitación depende del momento en que han sido usadas, de cómo y hasta de por quién. De ahí que ciertas palabras queden inservibles después del uso inmoderado que de ellas se ha hecho, o desacreditadas cuando se las emplea para enmascarar fines inconfesables; o vacías, huecas, gastadas y sin valor como moneda fuera de curso y sin belleza. 
... han quedado superadas por su futuro, por el futuro que en ellas alentaba. Harían falta entonces, para sustituirlas, otras palabras que fuesen el receptáculo de ese futuro por ellas señalado, a través de ellas abierto. Pero, justamente, el privilegio de algunas de esas palabras [libertad] es que contienen un futuro aún no actualizado y cuya superación completa no es todavía imposible vislumbrar. Entonces habrá de dejar que de ellas caiga como camisa de serpiente cierto sentido que tuvieron un día para que aparezca al descubiero el sentido al que apuntan. Y eso se logra, respecto [a la palabra libertad] con la aparición de una palabra no inédita, por cierto, pero sí más reciente en esa constalación. De una palabra que ha formado parte de otra constelación, pues las palabras se reúnen y agrupan en constelaciones como los astros; pero, más movibles que ellos, se separan y entran en relación con otras de las que estuvieron separadas. Y como las constelaciones celestes, presiden un tiempo, una época o una civilización al igual que los signos del zoidaco, según creencias extendidas en la antigüedad. Es la palabra "persona" la que hoy viene a integrar la constalación de la palabra [libertad]. 
(...)
"vivir desde el ser persona del todo; de que esa realidad de la persona hubiese invadido, por decirlo así, todo el área de la realidad humana. ... la unidad del ser persona, del vivir personalmente. Se trata, pues, de que la sociedad sea adecuada a la persona humana: su espacio adecuado y no su lugar de tortura", de Maria Zambrano (Persona y democracia).
 
Ara bé, el fet que la dona prostituta ho sigui voluntàriament, si bé no legitima en res la demanda de l'home-client de poder ser legalment "indigne"; si significa molt, en relació amb les altres dones, ara, al final del Patriarcat, quan ja, no hi són, ni hi estam sotmeses, els mecanismes patriarcals per a decidir quines dones havien de ser prostitutes. 
Per això, la dona prostituta no-esclava, quan ens diu, a les altres dones, que ho fa voluntàriament, ens dona un missatge de gran significat de política de dones perquè ens ve a dir que un comportament femení irregular (com seria, per moltes dones, voler fer de prostituta) no és més que conformar-se amb l'ordre simbòlic constituït, i per unes raons comprensibles, com és haver valorat quina manera té al seu abast per procurar major benestar futur als seus.
Això ens enfronta amb la por d'assumir responsabilitats femenines en relació amb les desigualtats socials que hi ha entre nosaltres, dones; a la hipocresia de responsabilitzar a l'home per les desigualtats socials entre dones, quan nosaltres les mantenim, per exemple, desplaçant-nos a l'ordre simbòlic masculí i a les seves regles, per a obtenir projecció política, rellevància social, benestar econòmic ...; recolzant les ideologies polítiques masculines de representació del poder, que han creat i han perpetuat el desordre humà que suposa, en una societat integrada per homes i dones, la interpretació que es fa de la sexualitat femenina (essencialment, receptiva) per a poder legitimar la sexualitat masculina que escenifica l'home-client.
Per tant, quan la dona prostituta no-esclava ens diu, a les altres dones, que ho fa voluntàriament i, per això, vol la legalització de la indignitat de l'home-client, ens penja dins l'armari la disfressa de prostituta per si, des de l'ordre simbòlic patriarcal que ajudam a sostenir (des de llocs de poder i des de partits polítics, per exemple), ens l'hem de, voluntàriament, posar, per a sortir a cercar feina. 

"El futuro que es el tiempo de la libertad. 
 Cuando nos sentimos privados de la libertad, de la libertad íntima que brota de adentro, la conciencia despierta es simplemente un infierno",  
de Maria Zambrano (Persona y democracia).

******************

divendres, 17 de juliol de 2015

Condecoració al ex-President Bauzá per salvar-se en l'enfonsament del TILtànic: "Prometo con objeción, farmacéutica, de conciencia y de honor, seguir apuntado a la lista para compatibilizar todas mis subvenciones".

Los nuevos senadores han prometido o jurado acatar la Constitución, tras lo que recibieron la felicitación del presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, y el aplauso del resto de parlamentarios (Diario de Mallorca).

Bauzá: "Lo único que pretendo es seguir trabajando. No me voy, sino que sigo, pero en este caso con la intención de aplicar la experiencia que he podido conseguir en estos años, trabajando para los intereses de las islas".


"Si nosotros no defendemos 'lo nostro' "lo meu" no vendrá nadie de fuera para defender 'lo nostro' "lo vostro". Bauzá.

 



ex-President Bauzá: 
Companys del PP, i per a vosaltres:  
"O gobierna el PP con mayoría absoluta, o la Nada".
 
... "apuntarse a las listas esperando que no les llamen para poder cobrar la subvención"
(frase que mostra la gran feinada feta, per a les persones de les Illes, per part del condecorat ex-President Bauzá, un gran home d'Estat, amb grans valors).









MargaNADA Prohens
"Si hi ha alguna cosa que mai ningú no podrà dir de vostè és que no s’hagi deixat la pell ...”.







Condecorat Bauzá: "... no me voy MargaNADA. Sino que sigo" / 
Bauzá: "... tengo el privilegio que profesionalmente puedo permitírmelo", "para poder cobrar la subvención" MargaNADA / 

Bauzá: "Me defino como una persona de valores, que desgraciadamente son los que se han perdido". 

   










 
*************************

dijous, 9 de juliol de 2015

José Torres Hurtado (PP): "Ya sabéis que las mujeres, cuanto más desnudas, más elegantes ...




José Torres Hurtado
"Ya sabéis ... los hombres, cuanto más vestidos, más elegantes".



 ************************

"La mujeres no tienen miedo de amar sino de exponerse y de verse expuestas. Los expertos en organización de espectáculos lo saben bien y han hecho de ello el espectáculo por excelencia: mujeres cada vez menos vestidas al lado de hombres vestidos exactamente como se visten desde hace ciento cincuenta años
Bajo la corteza de la costumbre nos sentimos mal. 
Es un malestar también masculino que es descargado sobre el cuerpo femenino, un malestar que los hombres han disimulado siempre poniéndose alguno de los muchos trajes del poder; el paño gris burgués es el último en el tiempo. 
(...) La misoginia es un pliege de la mentalidad masculina que sigue escondiendo su enfermedad a todo tipo de medicina.
(...) Los individuos de sexo masculino son como retoños que asoman fuera del "continuum" materno. Quizás se sientan expulsados, excluidos ... 
Si es así, hay que decir que se han rehecho: aprovechándose de su independencia física, han concebido y llevado a término revanchas de todo tipo. Pero se ve que algo les sigue doliendo dentro y alimenta una misoginia hoy más insidiosa que en el pasado porque no tiene ya las expresiones autorizadas ni los desahogos que ofrecía el patriarcado". 

Ho diu la filòsofa de llengua materna italiana, Luisa Muraro, de les obres de la qual (com La indecible suerte de nacer mujer, p. 98) una dona no pot desaprofitar ni una sola paraula, totes expressió de la seva excel·lència intel·lectual femenina.
Excel·lència femenina que, tanmateix, Luisa Muraro atribueix a totes les dones (p. 15), si elles accepten el privilegi de ser dona [grandesa en estat pur, lliure de càlculs i d'autocomplaença; la qual no es conquereix personalment i no ve dels propis mèrits; ve d'una predilecció, és rebuda com un do] i el conreen [perquè pots no estar a l'alçada del privilegi de ser dona però, com no l'has merescut, tampoc no el perds].

"El privilegio de ser mujer da una grandeza de otro tipo, viene hacia ti entre las cosas ordinarias de la vida y llega hasta las más extraordinarias. El hacer carrera, alcanzar puestos importantes, tener mucho dinero, le añade poco. 
Tanto mejor para la interesada.
Resulta, de todos modos, que la promoción social no incrementa mucho su grandeza, en contraste con lo que se constata entre los hombres, donde un hombrecillo sube al trono y todos (excepto los niños, dice Andersen) creen que ven a un gran hombre y, alguna vez en cierta medida, él lo llega incluso a ser.

En una mujer la grandeza estaba desde antes, era suya desde antes, poco vistosa, como una aventura secreta, como un vestido de diario pero diseñado por Valentino ... entonces cátedra o cocina no marcan una diferencia sustancial; los cuentos de hadas lo enseñan". 










****************************** 
*************************

José Torres Hurtado:  
"... ya sabéis que las mujeres, cuanto más desnudas, más elegantes, y los hombres, cuanto más vestidos, más elegantes".
 

diumenge, 5 de juliol de 2015

Passava a Espanya, el mateix dia, dia 1 de juliol de 2015. La molèstia a les dones, per part de les autodenominades feministes FEMEN, supera la necessitat de reivindicar res?

Las cuatro activistas en la céntrica plaza madrileña de Cibeles protestando contra la 'ley mordaza'.



Piden la retirada de una publicidad 'sexista' de un centro comercial (font) 




  • En un comunicado, la secretaria de la Mujer de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO-PV, Mar Vicent, ha afirmado que esta campaña publicitaria "sigue utilizando sin ningún complejo el cuerpo de las mujeres junto con un estereotipado juego de palabras"

    •  Asociación de Mujeres Juristas Themis: En cuanto a la exhibición que hacen las jóvenes del cuerpo desnudo la Vicepresidenta apunta: “No están utilizando el cuerpo de la mujer como objeto, no es pornografía”.

      •  "Miles de personas verán circular esos autobuses y muchas de ellas se sentirán agraviadas por una imagen" 

      • Las cuatro activistas en la céntrica plaza madrileña de Cibeles protestando contra la 'ley mordaza'.Fundación Mujeres: "Se trata de una forma de reivindicar la autonomía sobre el propio cuerpo, como ellas mismas expresan, por lo tanto no puede ser tachado de un uso sexista del desnudo femenino", apunta Marisa Soleto, directora de la Fundación Mujeres. "Es más, nos parece paradójico que las acciones de Femen, por esta razón, estén siendo criticadas incluso con más dureza que otros casos en los que el uso del cuerpo de las mujeres se hace con fines comerciales".

  • ... esta acción publicitaria ofrece una imagen "sexista y poco adecuada" de la mujer, que va en contra de los principios básicos de la igualdad de género.


  • Instituto de Investigaciones Femeninas: "Cuando las mujeres vienen exhibidas en la publicidad y cuando viene bien al sistema de medios no hay ningún problema en ver a mujeres desnudas", señala la presidenta en tono irónico.

Las cuatro activistas en la céntrica plaza madrileña de Cibeles protestando contra la 'ley mordaza'.

 *******************************
  •  Quin és el criteri per a decidir si és més sexista l'ús dels cossos, atlètics i quasi-adolescents, d'unes models irreals (però de carn i os), en bikini a la platja, o els cossos, hermosos, d'unes dones feministes reals FEMEN, fent top-les en el centre d'una ciutat?
  • Quin és el criteri per a decidir, en democràcia, al final de Patriarcat, quines dones poden usar o cedir la seva pròpia imatge per a finalitats "publicitàries" (d'auto-promoció), i considerar-se feministes, i quines no ho poden fer, perquè són qualificades de víctimes de sexisme?  
 ***************************
Barbara Duden: 
"... me atormenta cada vez más ... que las categorías y los conceptos del feminismo (autodeterminación, opción, control, decisión, responsabilidad personal) contribuyan a someter a las mujeres a la comercialización de sus cuerpos ... en nombre de una presunta emancipación del "destino biológico".  

Luisa Muraro: 
"Cuerpos femeninos que se convierten en documentos manipulados ...".    

Manipulats, perquè la reivindicació, pretesament feminista, i, a més, feta amb idees simplistes, posa l'autoritat per a concedir i denegar coses, a les dones, en un Altre, mirant a les dones, permanentment, com a víctimes. 
Això duu a la violentació d'altres dones, ja que empobreix allò que les dones posen en joc en les seves relacions amb el món i amb l'altre sexe, amb la paraula femenina, no cedible a la manipulació per part de les ideologies masculines (que són les que s'enfronten en la política legislativa)... 
A les dones ens empobreixen les reivindicacions feministes [en un País on el feminisme igualitari o de drets està institucionalitzat, i està morint d'èxit per l'assoliment de les seves reivindicacions (d'aquí la retirada immediata de la publicitat de REMAJAS)] escenificades en una dona jove que ha de reivindicar els seus drets a un Home (l'Estat patriarcal) oferint-li el cos, la sexualitat femenina, despullant-se i mostrant-li els pits. 
********************************