«... he encontrado las palabras que dan sentido, que me sirven para relacionarme de forma adecuada con las inmigrantes, reconociéndoles su más. (Al menos con las inmigrantes; con los inmigrantes, no siempre, porque con ellos está todavía pendiente la cuestión masculina, o sea, la de la violencia de los hombres).


Saber que debo gratitud a quienes trabajan para mí es un paso importante que disuelve la barrera, como lo fue en el feminismo reconocer la deuda con la madre, por lo que nos ha dado. Y este reconocimiento no es nada fácil porque precisa aceptar nuestra necesaria dependencia de los y las demás. O sea, precisa conocerme y aceptarme a mí antes que al otro.»


Clara Jourdan, "Cuando el derecho se convierte en una barrera simbólica".

dimarts, 16 de juny de 2015

"Blue Velvet" de la Comissió Assessora de Dret civil balear (CADC). Vicissituds.

PRIMERA ETAPA

1) ACORD DEL CONSELL DE GOVERN DE CREACIÓ D’UNA COMISSIÓ D’EXPERTS PER A L’ESTUDI D’UNA POSSIBLE REFORMA DE LA COMPILACIÓ DE DRET CIVIL DE BALEARS.
Que el Consell de Govern de la Comunitat Autònoma de les Illes Balears, en sessió de 9 d’octubre de 1998, adoptà, entre d’altres, el següent acord: 
“Es crea la Comissió per l’Estudi de la Compilació de Dret Civil de Balears".

L'any 1998 la Consellera del PP (professora titular de Dret civil), Pilar Ferrer, va crear la Comissió per l'Estudi de la Compilació, amb la finalitat de continuar sent-ne la Presidenta, una vegada que el seu partit, tornés a guanyar les eleccions (perquè, en aquella època, era inversemblant que el PP no guanyés sempre les eleccions). 

[Pregunta RGE núm. 4806/98, presentada per l'Hble. Sr. Diputat Antoni J. Diéguez i Seguí, del Grup Parlamentari Socialista, relativa a compilació del Dret Civil de Balears. (5578 DIARI DE SESSIONS / Núm. 132/ 17 de novembre del 1998)  
EL SR. DIÉGUEZ I SEGUÍ: ... en cuanto al tema, insisto, no sé por qué una comisión tan grande para la necesidad, y la necesidad está clara, y el sentido de la reforma, todo el mundo se ha manifestado a favor de esa reforma.
Pregunta RGE núm. 4807/98, presentada per l'Hble. Sr. Diputat Antoni J. Diéguez i Seguí, del Grup Parlamentari Socialista, relativa a pressupost per a l'estudi de la reforma de la compilació del Dret Civil de Balears. (5578 DIARI DE SESSIONS / Núm. 132/ 17 de novembre del 1998)
EL SR. DIÉGUEZ I SEGUÍ: ... entrando en el tema del coste que va a tener esta reforma, supongo que el coste será cero porque, habida cuenta del prestigio, del carácter y de la cautela que se ha tomado, si tiene que ser por horas, creo que va a ser un desastre para esta comunidad autónoma.]



2) Decret 229/1999, de 22 d’octubre, de creació de la Comissió Assessora de Dret Civil (BOCAIB n.º 136 de 30/10/1999).
Article 2
1.- La Comissió està integrada per un president, set vocals i un secretari, tots ells juristes de prestigi reconegut i amb experiència en el camp civil propi de les Illes Balears, els quals seran nomenats per decret de Consell de Govern a proposta del conseller de Presidència.
2.- Els membres de la Comissió seran nomenats per un període de dos anys i podran ser renovats successivament per períodes iguals.


La sobirania popular va permetre l'any 2000 que les Illes Balears tenguessin per quatre anys un govern allunyat del clientelisme del PP (que patíem tots els homes i dones ciutadans, també els votants del PP), que considerava la l'Administració com una saleta més de casa seva; i amb la posada en marxa de la primera Comissió Assessora, la ex Consellera del PP, Pilar Ferrer, no va ser reconeguda com a jurista de reconegut prestigi i no va poder formar part de la Comissió Assessora. 
En aquest període s'aprova la Llei 18/2001, de 19 de desembre, de parelles estables, aplicada ara, per analogia, al matrimoni, degut a ja 17 anys d'impossibilitat de tenir un règim patrimonial del matrimoni adequat a la realitat del moment i no vassall de la idiosincràsia del passat, d'una societat jurídica antropocèntrica (veure: comentari meu al bloc).  

SEGONA ETAPA

3) Decret 168/2003, de 26 de setembre, de la Comissió Assessora de Dret Civil de les Illes Balears (BOIB n.º 136 de 30/09/2003).
Article 2
1. La Comissió està integrada per un president, nou vocals i un secretari, tots ells juristes de prestigi reconegut, els quals són nomenats per decret del Consell de Govern a proposta del titular de la Vicepresidència.
2. Els membres de la Comissió són nomenats per un període de quatre anys i poden ser renovats successivament per períodes iguals.


Quan el Govern retornà a Matas i al seu seguici, la Comissió Assessora es posa, a la fi, en mans de la seva creadora, ara ja catedràtica de Dret civil foral; i es despatxen ben aviat tots els membres anteriors mitjançant una Disposició Addicional del Decret 168/2993.
S'acaba la legislatura i la Comissió no ha tret endavant cap llei relativa a les grans reformes que s'havien d'abordar, segons l'informe que va sortir de la COMISSIÓ D’EXPERTS PER A L’ESTUDI D’UNA POSSIBLE REFORMA DE LA COMPILACIÓ DE DRET CIVIL DE BALEARS de l'any 1998.
Al 2007, amb el canvi de color del govern, la Comissió presidida per Pilar Ferrer continua fins al 2009. 
En aquest temps final s'aprova la Llei 3/2009 de modificació de la Compilació de Dret Civil de les Illes Balears, sobre causes d’indignitat successòria i desheretament BOIB n.º 66 de 05/05/2009, amb la qual es provoquen, al meu parer, dos sense-sentits (fruit de les esmenes del PP representat per José Juan Cardona): 
1) La no adaptació de l'art. 45 CDCIB al nou sistema espanyol de separació i divorci; 
2) El perjudici a moltes dones (potser també a algun home) al vincular a la mera separació o divorci al fet de poder perdre les donacions rebudes durant el matrimoni i que, molt probablement, compensaven el desequilibri de patrimonis que provoca, durant la convivència, el sistema de separació (absoluta) de béns, quan la dona (potser, a vegades, qualque home) no pot o no vol mantenir el mateix nivell d'ingressos que l'home, perquè decideix o accepta tenir fills i dedicar-se, al manco un temps, a la seva criança. (veure: comentari meu al bloc).


TERCERA ETAPA 

4) Decret 9/2009, de 13 de febrer, de la Comissió Assessora de Dret Civil de les Illes Balears (BOIB núm. 26, de 19 de febrer).
Article 2
1.La Comissió està integrada per un president, un secretari i nou vocals, tots ells juristes de prestigi reconegut, els quals són nomenats per decret del Consell de Govern a proposta del conseller de Presidència. 

2. Els membres de la Comissió són nomenats per un període de quatre anys i poden ser renovats successivament per períodes iguals. 

2009-2011: La Comissió Assessora compleix el seu encàrrec:

QUARTA ETAPA

5) Decret 2/2012, de 27 de gener, pel qual es modifica el Decret 9/2009, de 13 de febrer, de la Comissió Assessora de Dret Civil de les Illes Balears (Decret 2/2012, de 27 de gener).
Article 2
1. La Comissió està integrada per un president, un secretari i deu vocals, tots ells juristes de prestigi reconegut, els quals són nomenats per acord del Consell de Govern a proposta del conseller de Presidència.

2. Els membres de la Comissió són nomenats per un període de quatre anys i poden ser renovats successivament per períodes iguals.

El Govern de Bauzá afegeix un membre més a la Comissió i aprofita per fer un canvi que li permet, segons el meu parer de persona perjudicada, dissimular el sectarisme: Fixa que bastarà acord del Consell de Govern per nomenar a uns i unes i ignorar a la resta. 
Durant 2 anys (2011-2013), la Comissió està en "stand-by", sense reunir-se, i així el nomenament dels membres caduca.
Malgrat això, la pretesa feina de la Comissió s'utilitza, per part de Bauzá, per rebutjar, arbitràriament, les propostes, elaborades, d'iniciativa legislativa civil de l'oposició (veure: comentari meu al bloc).  

[Pregunta RGE núm. 2670/15, de l'Hble. Diputat Sr. Miquel Àngel Mas i Colom, del Grup Parlamentari MÉS, relativa a successió ab intestato (rectificada amb l'escrit RGE núm. 2773/15). 
EL SR. MAS I COLOM:
El Sr. President aquí es va comprometre a fer aquesta proposició de llei, dia 21, i no ho fa. Quatre coses: una, tudadissa de doblers públics, la Comissió Assessora de Dret Civil Balear s’ha reunit només durant el 2014 nou vegades, 12 membres per 350 euros la dieta, quasi 40.000 euros. I dia 23 d’octubre del 2014, a l’acta que vostè em va trametre, s’aprova el projecte de llei de règim patrimonial del matrimoni i el projecte de llei de successió ab intestato, tudadissa de doblers de tots nosaltres. Dos, compromís formal del president, nyarro! Quatre, menyspreu del dret civil propi i darrer, i el més greu, el sectarisme del Govern, el sectarisme. 
Nosaltres feim una proposició de llei i ens diuen que no, perquè no era dels seus, era bona, però no era dels seus. No han governat per a tothom i això són paraules molt gruixudes.]


6) Acord del Consell de Govern de 14 de març de 2014 de cessament i nomenament dels vocals de la Comissió Assessora de Dret Civil de les Illes Balears. 
La Comissió està integrada per un president, un secretari i deu vocals, tots ells juristes de prestigi reconegut, els quals són nomenats per acord del Consell de Govern a proposta del conseller de Presidència. Els membres de la Comissió són nomenats per un període de quatre anys i poden ser renovats successivament per períodes iguals. 

El Govern Bauzá nomena els nous membres, fins el 2018, la Presidència retorna a Pilar Ferrer. 
Els membres no-convenients de l'antiga Comissió no ens mereixem ara, ni una Disposició Addicional de comiat, com al 2003?
Hem de mirar el llistat i si no ens han renovat ens toca "fastiguejar-nos".
Just han passat 50 dies des del meu tercer part, quan l'acord de 14 de març de 2014, em dedica un obituari per omissió:
"Atès que els membres de la Comissió són nomenats per un període de quatre anys, s’ha de procedir a la renovació dels membres que varen ser nomenats mitjançant el Decret 9/2009, de 13 de febrer.
Les persones nomenades han de prendre possessió dels càrrecs davant el president de les Illes Balears en el termini de vuit dies comptadors des de la publicació d’aquest Acord".

************************

LEGITIMARIOS Y CUOTA LEGITIMARIA EN IBIZA Y FORMENTERA


Para estas Islas, se establecen (art. 79 CDCB) dos ordenes de legitimarios (hijos y descendientes y padres) que no son concurrentes entre sí. 
El artículo 79 CDCB no reconoce esa condición al cónyuge viudo, quien sí tiene derecho a legítima en Mallorca y Menorca.

1. Hijos y descendientes 
A) Reglas generales
En primer lugar, son legitimarios (art. 79 CDCB) los hijos y descendientes por naturaleza o adoptivos.
Su cuota legitimaria es distinta según el número de hijos que haya (art. 79,2 CDCB):
1) Si hay 4 o menos de cuatro hijos, la cuota legitimaria la constituye la tercera parte del haber hereditario.
2) Si hay más de cuatro hijos, la cuota legitimaria la constituye la mitad del haber hereditario.
Cuando se habla de descendientes (estirpes –art. 79,2 CDCB) se hace referencia al caso en que algún hijo no haya podido heredar (por premoriencia –art. 761 Cc, desheredación –art. 857- o indignidad –art. 761 Cc) de forma que son llamados a la legítima sus descendientes por estirpes, en virtud del derecho de representación (arts. 924 y 929 Cc).
B) Legítima de hijos y descendientes y existencia de otorgamiento de finiquito por parte de legitimarios
El finiquito es, según el art. 77 CDCB, aplicable a las islas de Ibiza y Formentera.
El finiquito es un pacto sucesorio de renuncia a la legítima o a cuantos derechos sucesorios pueden corresponder en la herencia de un ascendiente, otorgado por un descendiente legitimario, en contemplación de una donación hecha.
El otorgamiento de finiquito de legítima produce ipso iure la extinción de la legítima y cuantos derechos hereditarios en la sucesión del donante correspondan al legitimario.
Siendo así, el art. 77 CDCB sólo señala que la cuota legitimaria renunciada en virtud del finiquito acrecerá a la herencia, todo ello porque el descendiente legitimario que ha otorgado finiquito hace número para fijar la legítima global (para saber si se trata de 4 o más hijos) e individual (art. 80 CDCB) y que deberá computarse para el cálculo de la base legitimaria global la donación otorgada en concepto de legítima (art. 47 CDCB).
En todo lo que las partes no hayan convenido se aplica al finiquito las reglas de la definición mallorquina, si son compatibles con la función y significado usuales del finiquito en Ibiza y Formentera. 

2. Los padres
En defecto de hijos y descendientes, son legitimarios los padres del causante, por naturaleza o adopción.
Observamos que no son considerados legitimarios los ascendientes de segundo o ulterior grado, a diferencia de lo dispuesto en el Código civil (art. 807.2º).
La fijación de la cuota legitimaria correspondiente a los padres se hace por remisión al Cc (arts. 809 y 810,1 Cc). Ahora bien, en la medida en que los ascendientes de ulterior grado no son legitimarios en Ibiza, hay que entender que la remisión al art. 810 Cc se limita al primer párrafo.
Siendo así, la cuota legitimaria será:
1) La mitad del haber hereditario de los hijos o descendientes.
2) La tercera parte del haber hereditario de los hijos o descendientes si los padres concurren con el cónyuge viudo del descendiente.
Igual regla se aplicará si los padres concurren con la pareja estable del causante balear por cuanto le será aplicable el art. 13 LPE.
Asimismo, la cuota legitimaria se divide de la siguiente forma:
1) Si los dos padres viven la cuota legitimaria (la mitad o el tercio según el art. 809 Cc) se divide entre los dos.
2) Si alguno ha premuerto la cuota legitimaria corresponde íntegramente al superviviente.

3. La situación del cónyuge viudo y el conviviente de pareja estable
A) El cónyuge viudo
Como observamos en el artículo 79 CDCB, el viudo no es legitimario en la sucesión del causante pitiuso, por cuanto dicho precepto no lo menciona.
Si el causante pitiuso muere intestado, el artículo 84 CDCB le confiere un usufructo legal de extensión variable según las personas con quienes concurra.
La doctrina jurídica ibicenca señala que la introducción de dicho usufructo legal hecha por la Compilación de 1990 es una novedad.
Con respecto a dicho usufructo legal, se plantea cuál es la naturaleza jurídica de la atribución. Recordemos que es una atribución cuyo origen exclusivo radica en la Ley, lo cual ha llevado a algunos a afirmar que se trata de una legítima o, cuando menos, de una “legítima sui generis”. Otra postura considera un tanto chocante decir que es una legítima siendo así que en la sucesión voluntaria el supérstite carece de todo derecho legitimario. CERDÁ (Comentarios al Código Civil y Compilaciones Forales. Tomo XXXI. Vol. 2 A y B. 2ª Edición, 2000, págs. 981-982) estima que se trata de un supuesto específico de atribución sucesoria intestada determinada por la Ley y señala que el fundamento de dicho usufructo radica en la conveniencia de paliar la omisión del cónyuge viudo en la relación de legitimarios del artículo 79 CDCB y de buscar un paralelismo con lo prevenido para Mallorca en los arts. 41 y 45 CDCB.
B) El conviviente de pareja estable
En el artículo 13 de la Ley 18/2001, de parejas estables, hay una mención de la regulación de la sucesión del conviviente de pareja estable. Dicho artículo, con el título “régimen sucesorio”, señala que el conviviente que sobreviva al miembro de la pareja premuerto tiene los mismos derechos sucesorios testados e intestados, respecto de la herencia del conviviente fallecido, que tiene, según la Compilación, el cónyuge viudo.
En relación con la legítima, el art. 13 LPE supone una remisión al artículo 79 CDCB (para convivientes con vecindad civil ibicenca o formenterense), con lo cual debemos entender que, como el cónyuge viudo no tiene la condición de legitimario, tampoco la tendrá el conviviente pareja estable.
En relación con el usufructo intestado del cónyuge viudo: el conviviente supérstite será sucesor intestado del conviviente difunto en los mismos términos que lo es el cónyuge viudo.
Esto, en relación con el derecho de Ibiza y Formentera, significa que se aplica el art. 84 CDCB a la pareja estable, de forma que: 
1) En defecto de hijos y descendientes y de ascendientes del conviviente difunto, el supérstite será llamado como heredero del conviviente difunto (art. 944 Cc). Será heredero universal, si el conviviente difunto no ha dispuesto voluntariamente de sus bienes o será llamado a la parte no dispuesta (por la compatibilidad de títulos sucesorios –art. 69.2 CDCB).
2) En caso de existir descendientes o ascendientes del causante, el conviviente supérstite tendrá derecho al usufructo, libre de fianza, de la mitad de la herencia, en el primer caso, y de dos tercios, en el segundo, todo ello a pesar de no ser legitimario (art. 79 CDCB). 

LEGITIMARIOS Y CUOTA LEGITIMARIA EN MALLORCA Y MENORCA



Para estas Islas, se establecen (art. 41 CDCB) tres ordenes de legitimarios (hijos y descendientes; padres y cónyuge viudo) que no son concurrentes entre sí, salvo el cónyuge viudo que puede concurrir con los otros dos.

1. Hijos y descendientes
A) Reglas generales
En primer lugar, son legitimarios (art. 41 CDCB) los hijos y descendientes por naturaleza o adoptivos.
Su cuota legitimaria es distinta según el número de hijos que haya (art. 42 CDCB):
1) Si hay 4 o menos de cuatro hijos, la cuota legitimaria la constituye la tercera parte del haber hereditario.
2) Si hay más de cuatro hijos, la cuota legitimaria la constituye la mitad del haber hereditario.
Cuando se habla de descendientes se hace referencia al caso en que algún hijo no haya podido heredar (por premoriencia –art. 761 Cc, desheredación –art. 857- o indignidad –art. 761 Cc) de forma que son llamados a la legítima sus descendientes por estirpes, en virtud del derecho de representación (art. 924 Cc).
B) Legítima de hijos y descendientes y existencia de definición de legitimarios en Mallorca
La definición es, según el art. 50 CDCB, aplicable únicamente a la isla de Mallorca (cfr. art. 65 CDCB).
La definición es un pacto sucesorio por el cual los descendientes legitimarios y emancipados pueden renunciar a la legítima o a todos los derechos sucesorios que les pudieren corresponder en la sucesión de sus ascendientes, en contemplación de alguna donación que reciban o hayan recibido.
Hay que tener presente que si un descendiente legitimario otorga definición se aplicará la regla del art. 51,1 CDCC que señala que: “La definición deja sin efecto cualquier disposición relativa a la legítima del descendiente, sea cual fuere la fecha del testamento”. Por tanto, el definido no puede recibir por concepto de legítima ninguna atribución más en el testamento, sea éste posterior o anterior a la definición.
No obstante, hay que hacer algunas puntualizaciones, de forma que la cuestión permite diferentes supuestos:
1) Si la definición se ha limitado a la legítima el causante puede realizar a favor de éste otras atribuciones a título de heredero y legado a cargo de la porción libre, tanto si la fecha del testamento es anterior como posterior a la definición. Asimismo, en este caso, a falta de sucesión voluntaria, el definido será llamado como heredero en la intestada.
2) Si la definición no se ha limitado a la legítima, sino que incluye ésta y todos los derechos sucesorios (lo cual debe indicarse expresamente –art. 50,2 CDCB) que en su día pudieran corresponder al definido, el causante puede realizar a favor de éste otras atribuciones a título de heredero y legado a cargo de la porción libre, si la fecha del testamento es posterior a la definición. En este supuesto, si no hay sucesión voluntaria, el definido no será llamado nunca a la herencia intestada, pero lo serán sus descendientes, si los tiene, con unas condiciones. Dichos descendientes serán llamados sólo si son los únicos descendientes en línea recta y el causante no lo ha prohibido en el negocio de definición (art. 51,2 CDCB).

2. Los padres
En defecto de hijos y descendientes, son legitimarios los padres del causante, por naturaleza o adopción.
Según el art. 43 CDCB, en la sucesión del hijo matrimonial son legitimarios sus padres; en la del hijo no matrimonial, los padres que le hubieren reconocido o hayan sido judicialmente declarados como tales; y en la del hijo adoptivo, los padres adoptantes.
Observamos que no son considerados legitimarios los ascendientes de segundo o ulterior grado, a diferencia de lo dispuesto en el Código civil (art. 807.2º).
La cuota legitimaria de los padres la constituye la cuarta parte del haber hereditario que se divide de la siguiente forma:
1) Si los dos padres viven la cuota legitimaria (la cuarta parte del haber hereditario) se divide entre los dos.
2) Si alguno ha premuerto la cuota legitimaria corresponde íntegramente al superviviente.
Finalmente, hay que señalar que el art. 43,3 CDCB remite a los arts. 811 y 812 Cc declarándolos aplicables a Mallorca y Menorca, por cuanto señala que lo establecido en relación con la legítima de los padres en la CDCB se aplica “sin perjuicio de lo establecido en los artículos 811 y 812 del Código civil” lo que supone que:
1) Los padres que por legítima reciban bienes de los hijos, los cuales fueron adquiridos por dichos hijos por sucesión testamentaria, intestada, donación universal o donación simple de un ascendientes, se convierten en reservistas y tienen obligación de reservar dichos bienes a favor de los parientes del hijo, dentro del tercer grado (los reservatarios), que los adquirirán al morir el padre o padres legitimarios (art. 811 Cc).
2) Los padres legitimarios adquirirán en la sucesión del hijo muerto sin posterioridad aquellos bienes que ellos les donaron en virtud del derecho de reversión (art. 812 Cc) y dichos bienes no formarán parte de la cuantía de la legítima correspondientes a dichos padres  donatarios (la cuarta parte del haber hereditario).
3) Los padres legitimarios en la sucesión del hijo muerto sin posterioridad no pueden adquirir dentro de su legítima (la cuarta parte del haber hereditario), los bienes que otro ascendiente donó a sus hijos, respecto de los cuales opera el derecho de reversión (art. 812 Cc). 

3. El cónyuge viudo y el conviviente de pareja estable
A) La legítima del cónyuge viudo
El art. 45 CDCB declara legitimario al cónyuge no separado de hecho ni por sentencia firme, al morir el consorte, y también al cónyuge separado por sentencia firme o de hecho, al morir el consorte, pero por causa imputable al difunto.
No obstante, la referencia “al cónyuge separado por sentencia firme o de hecho pero por causa imputable al difunto” debe entenderse inaplicable puesto que, en la actualidad, tras la reforma del Cc por la Ley 15/2005, de 8 de julio, no constará en la sentencia la causa de la separación o del divorcio.
En la sucesión en Mallorca y Menorca, la legítima del cónyuge viudo variará según quienes sean los otros legitimarios. De forma que:
1) Si el cónyuge viudo concurre con la línea recta descendiente, la legítima viudal será el usufructo de la mitad del haber hereditario (a diferencia del tercio que establece el art. 834 Cc).
2) Si el cónyuge viudo concurre con los padres como legitimarios, porque no hay hijos ni descendientes, el usufructo será de dos tercios del haber hereditario (a diferencia de la mitad que indica el art. 837 Cc). En este punto, hay que recordar que, en Mallorca y Menorca, los únicos ascendientes legitimarios son los padres (art. 41.2º CDCB), no siéndolo los ascendientes de posterior grado (a diferencia de lo que se establece en el art. 807, 2º Cc).
3) En los otros casos, el cónyuge viudo tendrá, en concepto de legítima, el usufructo universal (a diferencia de los 2/3 que le concede el art. 838 Cc). Con la referencia a “otros casos” que hace el art. 45,3 CDCB podemos entender:
(a) Cuando, en la sucesión intestada, el cónyuge viudo concurre con ascendientes que no son padres. En este caso, al cónyuge le corresponderá el usufructo universal puesto que, por remisión, se aplicará la regla del art. 938 Cc y habrá llamamiento a la universalidad de la línea recta ascendente, la cual concurrirá con el cónyuge viudo, no siendo los ascendientes llamados legitimarios (porque no son los padres), pero sí herederos universales.
(b) Cuando, en la sucesión intestada, el cónyuge viudo concurre con colaterales o con el Estado. En este caso, el cónyuge será usufructuario universal como legitimario y será a la vez heredero intestado universal por  aplicación, por remisión, del art. 944 Cc.
(c) Cuando, en la sucesión voluntaria, el cónyuge viudo concurre como legitimario en una herencia en la que no hay ni hijos, ni descendientes, ni padres, sino otras personas nombradas a título de heredero.
Avanzando en relación con el usufructo del cónyuge viudo, hay que señalar que éste recae sobre la parte de libre disposición. No lo dice en la actualidad el art. 45 CDCB pero así estaba establecido en la anterior Compilación, la de 1961: Si concurre con descendientes, su porción legítima consiste en el usufructo de un tercio de la herencia, que se sacará de la parte de libre disposición.
Asimismo, a partir de la CDCB de 1990, el usufructo del cónyuge viudo es conmutable por un capital o por un lote de bienes por remisión del art. 48,8 CDCB al Cc (arts. 839 y 840 Cc).
Finalmente, hay que señalar que el matrimonio posterior del viudo le obligan a prestar fianza como usufructuario (art. 491,2ª Cc) por aplicación supletoria del Cc en materia de usufructo (art. 492 in fine Cc).
B) La legítima del conviviente de pareja estable
En el artículo 13 de la Ley 18/2001, de parejas estables, hay una mención de la regulación de la sucesión del conviviente de pareja estable. Dicho artículo, con el título “régimen sucesorio”, señala que el conviviente que sobreviva al miembro de la pareja premuerto tiene los mismos derechos sucesorios testados e intestados, respecto de la herencia del conviviente fallecido, que tiene, según la Compilación, el cónyuge viudo.
Ya en concreto, por lo que se refiere al artículo 13 LPE y en relación con la legítima, éste supone una remisión al artículo 45 CDCB (para convivientes con vecindad civil mallorquina o menorquina), con lo cual debemos entender que el conviviente, en la medida en que no concurra ninguna causa que suponga la extinción de la pareja estable, es decir, ninguna causa de disolución de la pareja (fijadas en el art. 8 LPE), será legitimario en la herencia de su pareja, en las cuotas determinadas en el art. 45 CDCB.
En igual sentido, el art. 834 Cc deja claro que el derecho del cónyuge viudo a la legítima de su consorte no se basa en el matrimonio sino en la convivencia, dado que no sólo la separación judicial sino también la separación de hecho impiden el llamamiento al cónyuge viudo.

LA LEGÍTIMA EN LAS ILLES BALEARS: CONCEPTO Y NATURALEZA



La vocación legal y la voluntaria a la herencia son las dos modalidades de vocación hereditaria que existen en el Derecho civil balear: 
1) Vocación voluntaria (testamento y donación universal de bienes -en Mallorca- y pactos sucesorios -en Ibiza y Formentera) en concurrencia siempre con la vocación legal legitimaria.
2) Vocación legal o intestada en concurrencia siempre con la vocación legal legitimaria.
Por tanto, la legítima es un tipo de vocación legal pero no es un tipo de vocación hereditaria porque sólo hay dos vocaciones hereditarias: la voluntaria y la intestada.
La legítima es una vocación legal que concurre con las dos vocaciones hereditarias, todo ello porque la legítima no opera contra la vocación hereditaria, sino que es un límite a la misma, especialmente patente en la vocación hereditaria voluntaria. 

En la sucesión intestada también se observa el freno que la legítima supone a la libertad de testar, a pesar de que no conste la voluntad del causante y de que los llamados preferentemente como herederos universales sean los mismos que son considerados legitimarios; y de que ambos conceptos, heredero y legitimario, tiendan a confundirse. El freno que la legítima supone, se observa en la intestada en que:
1) La vocación a favor de los descendientes (primer orden de llamamientos) a la adquisición universal de los bienes se encuentra con la legítima del cónyuge viudo.
2) La vocación a favor de los ascendientes (segundo orden de llamamientos) a la adquisición universal de los bienes se encuentra con la legítima del cónyuge viudo.

Sentadas las premisas anteriores, puede definirse la legítima como aquella institución que confiere, por ministerio de la ley, a determinadas personas el derecho a obtener un valor patrimonial a cargo de la herencia relicta o de los herederos.
Esta definición amplia engloba toda una serie de modalidades del derecho legitimario, que hacen que este concepto no sea unitario.
En concreto, dentro de la tipología de legítimas materiales, la naturaleza de la legítima mallorquina y menorquina es diferente a la de Ibiza y Formentera. Siendo así, la legítima mallorquina y menorquina es de naturaleza “pars bonorum” (art. 48 CDCB), lo que significa que la legítima se articula como un derecho a una parte o cuota de los bienes relictos, atribuida por cualquier título; de modo que el legitimario tiene derecho a percibir su cuota legitimaria en bienes hereditarios "in natura", según las reglas de la división de la herencia, previa deducción de las deudas.
Por otra parte, la legítima en Ibiza y Formentera es de naturaleza "pars valoris bonorum" (art. 82 CDCB), lo que supone que es el derecho a obtener en dinero el valor de la cuota legitimaria, garantizado con la afección real de los bienes de la herencia. Por tanto, el derecho a la legítima participa de la naturaleza propia de un derecho real de realización de valor que afecta a modo de carga o gravamen a todo el caudal relicto.
Por tanto, en el Derecho civil de Ibiza y Formentera, la legítima es para el heredero una deuda de valor, por cuanto está obligado a satisfacer un valor con cargo a los bienes de la herencia que recibe, y para el legitimario la legítima es un derecho subjetivo patrimonial, esto es, un derecho de contenido económico concretable en una parte alícuota del valor de la herencia, garantizado con una afección real, de forma que, en tanto no se satisfaga la legítima, ésta constituirá un auténtico gravamen sobre todos los bienes adjudicados al heredero o sucesor.

dissabte, 6 de juny de 2015

Negligència de l'Estat espanyol per no tenir l'antídot d'una malaltia que viu en portadors sans?


"La mayoría de las autoridades de salud pública sostienen que el beneficio general de las vacunas para la "multitud" vale el precio que pagan algunas personas.
Tratándose de mis propias hijas, no estoy de acuerdo". 
Dra. Christiane Northrup, Madres e Hijas. 

Amb la notícia d'aquests dies sobre el cas d'un nin malalt de diftèria, no puc sortir de l'espant pel fet que el Govern espanyol no tingués sèrum antidiftèric per a combatre la malaltia i que, per una omissió negligent de les autoritats sanitàries espanyoles, s'hagi retardat l'administració de la medicina per a curar l'infant. 
M'espanta encara més aquesta desídia de l'Estat, en saber que hi ha portadors sans del virus i, per tant, que les persones poden circular tenint el virus, malalts o sent portadors sans; per això, trob poc lògic que l'Estat no tingui sèrums per actuar amb immediatesa, com s'havia d'haver fet amb l'infant malalt, en lloc de mirar cap a una altra part i culpabilitzar el pare i la mare amb informacions tendencioses.

Crec que la manca de diligència de les autoritats espanyoles la volen amagar, fent moralisme del que és una bona mare (inclou pare) que, submisa, acata tot el calendari de vacunacions indiscriminades i sistemàtiques, sense que s'atengui a cap particularitat dels infants i sense poder qüestionar res.
Si la persona infectada no fora un nin no vacunat, sinó una persona estrangera doncs el moralisme el ferien culpabilitzant la immigració. El mateix va passar en el cas de l'auxiliar Teresa Romero, amb qui el Ministeri de Sanitat es va enfadar tant, quan ella no va saber evitar infectar-se d'Ebola, una vegada que el Govern havia introduït aquest virus a Espanya.

I tot per amagar que no tenien el sèrum de manera immediata sabent que és una malaltia existent i possible al món; amb l'agreujant de que Espanya, com a frontera d'Europa, pot acollir població potencialment portadora de la malaltia. 

No existeix un dret a no vacunar o a no vacunar-se, sinó que hi ha un dret a la integritat física, amb garantia constitucional, que quedaria violat si s'establís una vacunació obligatòria, la qual suposa una agressió a la integritat física perquè s'introdueix un element extern en el cos d'una persona, en contra de la seva voluntat, sense una garantia del 100% de la innocuïtat, en el futur, dels efectes de la vacuna. 
[Per això, les autoritats sanitàries no et fan signar un consentiment informat quan vacunen nadons i infants (et demanan que tanquis els ulls i confiïs), ja que si t'haguessin d'informar (com fan quan no et pots negar a signar, perquè necessites aquella intervenció o poder anar a parir, per exemple), molts de pares i mares dubtarien si acceptar o no, mitjançant un consentiment informat, l'exenció de la responsabilitat de l'Estat i l'acceptació individual de les conseqüències secundàries, no conegudes amb certesa, d'una vacuna].

La negativa a vacunar-se queda salvaguardada en el dret a protegir la integritat física pròpia i dels fills i filles, ja que ningú pot ser obligat a introduir-se en el cos una greu malaltia que potser, ni tan sols en cas d'epidèmia greu, aquella persona o aquell infant hagués contret, sense rebre, per part de l'Estat, una garantia absoluta d'innocuïtat. 

Tot el contrari, demostrades les conseqüències (amb casos provats) d'algunes vacunes, o pel mercuri, o per l'alumini o tipus de virus que s'introdueix, els pares i mares poden plantejar-se seriosament el % de risc que es corr de contreure, en termes realistes, una malaltia, incurable; i el % de risc vertader de patir seqüeles posteriorment a aquella vacuna. 
  • Cuando tu bebé pierde la vida tras una vacunación las autoridades sanitarias lo obvian. ¿Por qué tenemos que sufrir el maltrato institucional? ¿Tan malos ciudadanos somos que ninguna administración nos ayuda ante nuestra tragedia, después de la pérdida de nuestro hijo? José Antonio Narváez, padre de Álvaro, fallecido tras una vacunación en Mérida (Extremadura, España).
  • Me pusieron la vacuna del papiloma y llevo dos años con continuas recaídas, apenas puedo mantenerme en pié pero no pierdo la esperanza de recuperarme. No entiendo cómo ha podido sucederme esto. Me siento engañada por la Sanidad de mi región. Marina G. Ludeña, 16 años. Afectada por la vacuna del papiloma humano en Murcia (España). 
  • Creemos en la necesidad de luchar para que las vacunas que se oferten como necesarias sean eficaces y seguras. Existen motivos para revisar su relación entre los beneficios que puedan producir y los daños que puedan provocar. Que nadie más tenga que sufrir lo que hemos pasado. Noelia Vivar, madre de un bebé que falleció con dos años de edad por encefalitis posvacunal.
  • Escolta, si vols, aquesta informació sobre la perillositat d'una vacuna innecessària, la del papiloma. 

El principi de precaució, en aquest punt, em val, en el sentit introduït, en relació amb els aliments, pel "Protocol de Cartagena sobre la prevenció de riscos biotecnològics» (Mont-real, 29 de gener de 2000) que sitúa el «principi de precaució» com una clàusula de salvaguarda afirmant que:

«La ausencia de certidumbre científica, debida a insuficiencia de las informaciones y de conocimientos científicos pertinentes referidos a la importancia de los efectos desfavorables potenciales de un organismo vivo modificado (...) no impide que, cuando está destinado a la alimentación humana o animal o a ser transformado [puedan tomarse decisiones sobre su importación] para evitar o reducir al máximo los efectos desfavorables potenciales».

El que vull dir és, per tant, que si, en l'alimentació, hi ha aquesta garantia, per la qual la manca de certesa de que un element biotecnològic sigui perillós, per a la salut humana, no impedeix, a l'Estat, evitar-ne la comercialització; jo em deman: Com pot l'Estat, en matèria sanitària, permetre la vacunació massiva de població infantil, sense donar possibilitat de diferenciació ninguna entre els infants, si no ha demostrat abans la garantia del 100% de la innocuïtat d'allò letal que s'introdueix en el cos d'un ésser humà que, potser, mai contrauria per ell mateix?

El principi de precaució inverteix la càrrega de la prova per la qual, primer s'havia de demostrar la perillositat d'un producte per a retirar-lo de circulació (com passa amb les vacunes que es retiren quan ja han començat alguns efectes desfavorables en persones); i entén que, el que s'ha de fer, és demostrar que el producte és innocu abans de posar-lo en el mercat. Com pot ser que no s'exigeixi l'Estat a si mateix aquesta precaució en relació amb les vacunes

  • Per tant, davant aquest incompliment de l'Estat del principi de precaució com a distribuïdor de vacunes, perquè no he de poder mantenir la meva integritat física i córrer jo el risc de posar-me malalta o córrer el risc d'esperar un fet real d'epidèmia per accedir a l'antídot? 
L'incompliment del principi de precaució per part de l'Estat, en relació amb la seva política de vacunes, pel fet de que la vacunació és massiva, accelerada, i indiscriminada, resta qualsevol legitimitat a l'Estat per a demanar a una mare (inclou pare) que entregui un infant a una finalitat d'aconseguir una immunologia universal, a costa, de persones que potser mai agafarien la malaltia.

Del principi de precaució es deriven unes idees que poden ser interessants per a reflexionar en aquest tema. Així, el principi de precaució propugna: 
1. Davant d'una incertesa, s'ha de privilegiar sempre la hipòtesi més pessimista.  
Per exemple, davant la incertesa de la iniquitat absoluta de la vacuna s'ha de prendre en consideració la gravetat de que una persona pugui patir conseqüències secundàries.
2. Donar informació transparent sobre els riscos, sense discriminar a ningú i sense crear situacions de pànic o d'angoixa injustificades.  
El pànic davant d'un contagi d'una malaltia no s'ha d'utilitzar per a sotmetre a la població a polítiques sanitàries no innòcues, ni per a justificar que les conseqüències secundàries de les vacunes no són responsabilitat de l'Estat per l'incompliment del principi de precaució.  

El principi de precaució també té una aplicació a la teoria de la ciència per la qual es requereix reconsiderar què s'entén per "ciència normal" i "risc normal" i donar veu a persones amb idees innovadores, no paradigmàtiques, i moltes vegades situades fora del sistema, perquè elles són qui millor poden indicar els buits en matèria de seguretat i moure les consciències.

En la meva opinió, a l'Estat espanyol no li va gaire bé que la població, cada dia més, estigui més formada; cada vegada demani més explicacions quan l'Estat li demana sacrificis; cada vegada vulgui protestar més davant les polítiques públiques generalistes.

"... el factor más importante es la naturaleza del terreno, no los gérmenes ni las toxinas. Muchas personas sanas toleran las toxinas que contienen las vacunas. Pero si ya hay una debilidad en el sistema inmunitario o el sistema nervioso, la historia es diferente".
Dra. Christiane Northrup, Madres e Hijas.
 
Jo crec que en matèria de vacunes no es qüestiona l'avanç que suposen, ni el reconeixement als científics que s'hi dediquen; el que es qüestiona és la política de salut pública, generalista i autoritària, basada en la por. 
Per exemple, l'alletament matern no interromput ofereix als infants una important protecció immunològica, que podria tenir-se en compte per a ajustar la vacunació d'aquest infants; i, en canvi, l'Estat ho ignora i no vincula les seves polítiques per prender-ho en consideració, perquè, si fos així, reconeixeria a les mares que no han interromput, durant anys, l'alletament matern, que elles contribueixen a la millora de la salut pública perquè donen visibilitat a una aportació femenina saludable per a la infantesa i per a la pròpia salut femenina. 


******************